Siete de cada 10 realizan algún ritual por Todos Santos y por Día de Difuntos

En Santa Cruz hay un fuerte respeto por estas festividades, pues casi nueve de cada 10 consultados afirman que visitan los cementerios. En occidente hay más sincretismo al mezclar lo religioso con prácticas paganas como armar altares.

Miedo y preocupación son percepciones muy ancladas en la mente de los bolivianos cuando se les pregunta qué sensación les provoca la muerte. Juntos ambos conceptos se llevan más del 50% de los votos de 901 personas a las que se les hizo elegir una palabra que asocien a la muerte, como parte de un estudio de opinión realizado por Captura Consulting para EL DEBER, a propósito de la festividad de Todos Santos y del Día de los Difuntos. Miedo (32%) y preocupación (21%) confesó sentir más de la mitad de los consultados y no hay diferencias significativas por plaza (Santa Cruz, La Paz, El Alto y Cochabamba) ni por edad (30% tiene entre 18 y 25 años, 40% entre 26 y 40 y 30% más de 40 años).

Otro hallazgo importante de este estudio de opinión es que hay una intensidad muy elevada en cuanto a rituales. “Siete de cada 10 manifestaron realizar algún ritual para el Día de Difuntos. El dato mayor se lo lleva Santa Cruz con el 77%, seguido de La Paz con el 74%”, repara Sebastián Arias, del área de investigación cualitativa de Captura Consulting, formado como antropólogo y sociólogo.

Y aclara que el ámbito de la ritualidad que esta gran mayoría reconoce practicar (reiteramos, 7 de cada 10) no solo corresponde a las creencias paganas, sino también a la matriz judeo-cristiana que tiene una muy fuerte intensidad ritual, como por ejemplo ir a misa y visitar los cementerios. “Esa intensidad se ve replicada en la pregunta de ¿cuál es la principal actividad que realiza para el Día de los Muertos?, interrogante en la que Santa Cruz responde que el 86% visita el cementerio y el 8% visita la iglesia, las opciones más votadas”, refiere Arias.

El estudio de opinión también revela que el resto de las plazas (La Paz, El Alto y Cochabamba) también va al cementerio y a la iglesia, pero también prepara un altar y lo adorna con alimentos, adornos y otros símbolos. Arias concluye que en Bolivia hay una fuerte influencia cultural en estas fiestas. “Mantener ritos es mantener vivo el sistema de creencias y eso no se ha ido perdiendo por generaciones, tanto patrones religiosos como sincréticos conviven juntos y uno no excluye al otro”.

Sobre las dos celebraciones

El padre Alberto explica las diferencias entre Todos Santos y Día de Difuntos. “Hay muchos santos, y muy famosos, que tienen la capacidad de intervenir por las necesidades de las personas, como santa Nazaria Ignacia (recientemente canonizada), pero hay mucha gente de buena voluntad que se ha entregado al servicio de los demás desinteresadamente sin buscar algo para sí mismo y que son santos anónimos. Todos Santos es el día en que la Iglesia reconoce a esos santos anónimos. Por otro lado, el Día de Difuntos es dedicado para nuestros seres queridos que ya están disfrutando de la presencia de Dios”.

Respecto al miedo que la gente le tiene a la muerte, él ha hecho su teoría: “Está probado por diversos estudios que cuando las personas le tienen miedo a la muerte y quieren que se espere un tiempo antes de tocarles la puerta es porque no viven plenamente el día a día. Los que le tienen miedo son los que se hacen expectativas a futuro, son los que dicen todavía tengo familia por ver crecer, me falta estudiar más, no he hecho todo lo que quería, etc. Cuando armas muchas expectativas a futuro ves la muerte como una amenaza. El deseo de que la muerte se espere un poco es la manifestación inconsciente de que no basta a tu ser del presente”, concluyó.

Arreglos en Santa Cruz

El comandante de la Policía, Faustino Mendoza, presentó el Plan Integral Preventivo para Todos Santos, que consiste en el desplazamiento de 5.000 efectivos que controlarán las carreteras y los cementerios en todo el país, entre el jueves y viernes. “En Bolivia, como en todos los países, el 1 y 2 de noviembre se recuerda el Día de Todos Santos, actividad religiosa, cultural, ancestral que aglutina a miles de personas en varias actividades que requieren la ejecución de servicios policiales preventivos y disuasivos específicos destinados a la seguridad ciudadana”, dijo en conferencia de prensa.

El jefe policial manifestó que en los cementerios se desarrollarán patrullajes sostenibles para evitar el consumo de bebidas alcohólicas, hechos de violencia, y en las calles adyacentes se hará el corte de vías, además de otros dispositivos de seguridad.

Por su parte, Ronald Romero, director de Cementerios, confirmó que hasta ayer se permitió la refacción y pintado de mausoleos por los días lluviosos que no permitieron completar el pintado. Hoy cerrarán las puertas de los cementerios para limpieza general y fumigaciones en coordinación con Emacruz y Alerta temprana. “Se van a desplazar 900 funcionarios de las diferentes secretarías que van a realizar los controles correspondientes tanto al interior como en el exterior de los cementerios”, concluyó Romero.

Fuente: El Deber

Fecha: 31/10/2018