Generación X, los reyes del consumo, inyectan el 76% de sus ingresos al mercado

Investigación. Un estudio de Captura Consulting revela que la Generación X es menor en número, pero de mayor ingreso, mientras los millennials son el segmento más numeroso. Ambos alcanzan un consumo anual de $us 12.000 millones.

Son la generación de Terminator y Rambo, tienen entre 36 a 54 años, entre ellos hay profesionales y empíricos. Se sienten más cómodos utilizando laptop, email, Tv cable y Play Station, les gusta el cine y los medios masivos.

La Generación X se hace merecedora al título “los reyes del consumo” porque son quienes hoy tienen el dinero y el mayor poder de compra entre las diferentes generaciones en el mercado nacional. Destinan alrededor de $us 12.000 millones anuales al consumo, lo que significa el 76% de sus ingresos y representan el 25% de la población urbana (1,5 millones de personas).

Aunque los millennials (Generación Y) alcanzan el mismo monto del consumo de los “X”, son mayor en número correspondiendo al 41% de la población (2,4 millones de personas). El consumo de los centennials (Generación Z) es de $us 900 millones y representan el 17% de la población (1 millón de personas).

Estos reveladores datos son el resultado de la investigación realizada por la empresa Captura Consulting, presentada junto a la consultora de comunicación Kreab, en el primer Estudio de Análisis Multigeneracional de Bolivia.

Lo que esperan de las marcas

Si bien para las nuevas generaciones el precio y las ofertas son relevantes al momento de la compra de una marca, “el triunvirato: disponible, fácil y divertido” es también esencial.

De acuerdo con el estudio, los centennials son pragmáticos (prefieren las acciones y no la teoría), racional y menos emocional, por lo que aspectos como calidad, eficiencia, valor y garantía pesan más en sus decisiones de compra.

En el caso de los millennials, hacer una conexión emocional en la relación con las marcas ha ganado relevancia, esto se puede lograr con atención, entornos divertidos, productos innovadores, paquetes personalizados, transparencia y programas promocionales que gratifiquen su estilo de vida.

Por su parte, la Generación X, es conservadora, disciplinada y menos sensible; valora principalmente la calidad y la garantía.

Para que las marcas puedan llegar a las diferentes generaciones, “el primer requisito para comunicarse con efectividad es comprender a la persona que tenemos al frente”, sostiene Andrés Shoai, socio director de Kreab.

“Analizar las características que tiene cada generación es un camino fundamental para que las organizaciones conozcan la realidad de sus públicos, ganen relevancia y puedan poner en marcha procesos de diálogo”, añade.

Es importante tomar en cuenta que el acceso de las generaciones jóvenes a la información les permite conocer más sobre los productos y servicios que compran, y de las compañías detrás de ellos.

Aunque aceptan la presencia de las marcas en las redes sociales, solo un 50% de los millennials y centennials las sigue, comenta o le otorga un like. Incluso más de un 30% reclama o comenta malas experiencias vividas.

Las estrategias de los sectores

Según Pablo Mendieta, economista del Centro Boliviano de Estudios Económicos (Cebec), de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), basta mirar cómo cambió la forma de presentar y comercializar los bienes y servicios de empresas tradicionales para evidenciar que, en particular las cruceñas, se adaptaron a las nuevas realidades y generaciones.

El ejecutivo menciona como ejemplo a los restaurantes y cafeterías, que de tener un solo punto de venta y distribución se transformaron en una red de locales, incluso bajo el modelo de franquicias.

En el caso de la industria automotriz, si bien los vehículos no son exclusivos de ninguna generación y la marca cubre distintos segmentos, los millennials influencian las compras de otras generaciones, destaca Adolfo Añez, gerente de la marca Nissan, de la concesionaria Nibol.

Sostiene que en ocasiones se diseñan vehículos para el público joven y termina siendo un éxito de ventas entre los clientes de la Generación X. En cuanto a las demandas de consumo, mientras las generaciones más antiguas todavía se interesan por aspectos como el país de fabricación de los vehículos, el público joven busca tecnología, seguridad y seguir conectados dentro del auto, agrega el ejecutivo.

Para Edgardo Cuéllar, gerente de marketing del Banco Ganadero, la oferta de la entidad financiera se adecúa a las idiosincrasia de los clientes y los intereses de los diferentes grupos generacionales; sin embargo, hay temas que son transversales a todos como ser el uso de nuevas tecnologías, el respeto por el medioambiente y otros.

En ese sentido, el banco tiene productos y servicios pensados para los jóvenes o las familias recién formadas y otros como los cajeros automáticos o el servicio Gana Móvil que ahorra tiempo al cliente, benefician a todas las generaciones, indica.

De acuerdo con el gerente de negocios de confitería de Nestlé, Alfonso González, los millennials y los centennials buscan productos y marcas que se vinculen a ellos, la clave es conocer las ocasiones y motivaciones de consumo para entender las necesidades de cada segmento.

“Hay que tener una ‘personalidad’ para cada tipo de consumidor. Por ejemplo, las generaciones más jóvenes son más exigentes con el propósito de las empresas; no solo buscan un producto sino también una experiencia”, asegura González.

Andreina Urdaneta, gerente de innovación de la Cervecería Boliviana Nacional (CBN), expresa que la compañía no basa su estrategia en grupos generacionales sino más bien que cada marca se adecúe al consumidor. Ahora estamos desarrollando cervezas diferentes a las del consumidor tradicional de Paceña, por ejemplo, acabamos de introducir al mercado boliviano la marca Beck’s Gold dirigida a jóvenes entre 18 a 24 años, más acorde a sus gustos y estilos de vida, indica.

Por su parte, el gerente de operaciones del hotel Los Tajibos, Samuel Doria Medina Monje, señala que los millennials ganan terreno como consumidores de la marca; sin embargo, el sector hotelero no tiene un cliente definido, ya que distintos públicos demandan los servicios. Por este motivo, ofrecer distintas opciones al público es clave.

Al concluir, Fernando Ciarroca, director de Unilever Bolivia, sostiene que una generación no es un segmento de mercado, ya que las generaciones son bastante amplias, con extremos totalmente diferentes en cuanto a hábitos, motivaciones y factores que influyan en su consumo.

“Los consumidores se vuelven más exigentes con las compras, más allá de los beneficios funcionales buscan marcas que tengan propósito, esto se acentúa en los segmentos más jóvenes”, dice Ciarroca al aclarar que esto hace referencia a marcas que aportan a sus comunidades, colaboran con el cuidado del medioambiente y velan por las personas.

Al hablar de generaciones hay que entender lo amplias que son, patrones de consumo e intereses, sus diferencias y los aspectos que las unen.

Los “Z” son la generación más activa en las redes sociales

La Generación Z actualiza sus redes sociales al menos una vez por semana siendo la más activa. Sus redes favoritas son Snapchat, Facebook, WhatsApp Youtube e Instagram.

Los Millennials utilizan Twitter, Instagram, Neflix, Fecebook, Spotify y Pinterest de forma esporádica para comentar y compartir contenido; mientras que los “X” son pasivos en las redes y prefieren Facebook, WhatsApp Twitter, LinkedIn y Skype.

La investigación revela que los centennials pasan un promedio de 5 horas al día en línea, los millennials 6,1 horas y la Generación X al menos 4,7 horas, en su mayoría se conectan desde sus celulares y en sus casas.

Los más jóvenes consideran que estar conectados les otorga diversión y les permite estar informados en los temas de su interés, los mayores lo ven como una oportunidad para progresar y mejorar en la vida.

Fuente: El Deber

Fecha: 26/02/2019